Normalización del Malestar

Migrantes activos y pasivos suelen pensar que los problemas de salud que surgen luego de la migración son parte de la misma. Por lo tanto, minimizan su seriedad y no los tratan, incrementando sus afectos negativos. 

Convencidos de que es común sufrir como migrante, prefieren concentrarse en sus tareas y necesidades diarias para avanzar sus metas migratorias. 

La normalización del malestar es un arma de doble filo porque genera ventajas en el corto plazo pero desventajas en el largo plazo, al combinarse con la denegación de la salud

SALUD Y MIGRACIÓN